La artista asegura que la intervención no está relacionados ni con su voz ni con sus problemas cardíacos.

La cantante Jessie J ha sido ingresada este lunes para ser operada de un problema de salud que ha estado padeciendo “en secreto” y que se ha negado a revelar. La artista colgó un vídeo del ‘antes y el después’ en su cuenta de Instagram en el que aparece poniéndose unos calcetines de hospital de una forma muy sexy en la parte de la izquierda y en la de la derecha en una cama de hospital conectada a un monitor para controlar su ritmo cardíaco, todo ello acompañado de la canción ‘Everybody Hurts’, del grupo americano R.E.M.

“Antes/Después. Voy a estar desconectada unos cuantos días y quería enseñaros por qué. No suelo compartir cosas personales (especialmente sobre mi salud), solo lidio con eso en secreto, pero quería compartirlo con vosotros antes de que otra persona lo enrevese todo o lo exagere y lo convierta en algo diferente o peor. Solo sabed que estoy bien, como digo en el video de la derecha. Me operaron ayer así que necesitaba descansar. No voy a decir por qué, así que POR FAVOR no me preguntéis ni acoséis a los míos aquí o en ninguna otra parte. Es personal y sé que podéis respetar eso. Solo quería explicar a mis fans por qué quizá esté ausente algún tiempo. Amor, oraciones y buenos deseos es todo lo que necesito”, decía el post de la estrella en Instagram.