Como parte de la agenda de promoción de su libro, Michelle Obama tuvo un encuentro con la actriz Sarah Jessica Parker, dejando a la protagonista de Sex and The City en segundo plano ya que las botas Balenciaga que lucia la ex Primera Dama fueron las estrellas del evento.

Michell lució un look 100% Balenciaga, primero un vestido túnica de cuello camisero en satín amarillo limón con abertura central en la falda,  y en segundo, unas botas larguísimas que le llegaban hasta el muslo en color dorado metálico, con purpurina y efecto holograma.


Muchas mujeres no dejaron de comentar sobre las botas en redes sociales,  muchos de ellos positivos. El precio de este calzado es de 3.500 euros y ha sido uno de los elementos  más arriesgados que ha utilizado a la fecha.