Cuando hablamos del cuidado capilar, nos enfocamos en las puntas abiertas o el cabello en sí, en el brillo y tipos de peinado, pero muy pocas veces nos fijamos en el cuero cabelludo y es esencial cuidarlo para que el cabello tenga los nutrientes suficientes para estar bello.

Es por eso que aquí te dejamos algunos tips que puedes seguir para fortalecerlo y mantenerlo sano.

Usa productos “suaves”

Los productos suaves o gentiles son los más recomendados para tu cuero cabelludo debido por su eficacia y efectividad. Además, no olvides aplicar el producto con un masaje suave cada que te bañes para que ayudes a que circule bien la sangre y sea relajante.

No lo laves de forma excesiva

Cuando se lava el pelo muy seguido, la piel se deshidrata, se irrita y se produce mucha grasa que hace que el cabello se vea feo y produzca hongos, huela mal. Así es que no olvides lavar tu pelo máximo una vez al día o si prefieres, un día si y otro no y puedes complementarlo con un shampoo en seco.

Aplica una mascarilla

Al igual que necesitamos limpiar a profundidad, también necesitamos hidratar con intensidad para mantener el balance y nutrir la raíz. Cada siete o quince días, utiliza una mascarilla o un acondicionador como tratamiento de raíz a puntas. Para evitar que te deje residuos y/o elimine el volumen, enjuágalo con tu shampoo después de aplicarlo.

Toma en cuenta lo que comes

Lo que comemos tiene un impacto en nuestro pelo, nuestra piel, nuestras uñas, entre otros. Así que, asegúrate de que estas consumiendo suficiente omega-3, proteína y antioxidantes para darle un boost de nutrición y protección a tu pelo y cuero cabelludo. Si no estás seguro de qué estás comiendo y se deberías de complementar con suplementos, acude con un nutriólogo que te ayude a encontrar el mejor balance para tu cuerpo.

Pero no te olvides del exfoliante

Una vez a la semana o cada quince días puedes utilizar un exfoliante para darle una limpieza profunda a tu cuero cabelludo. Esta limpieza profunda te ayudará a descongestionar los poros, eliminar las células muertas y la oleosidad, disminuir la caspa e incluso a dilatar los vasos sanguíneos de la piel y fomentar la circulación para fortalecer el pelo desde la raíz.