Un buen baño de burbujas para relajar el cuerpo después de un largo día en la escuela u oficina se debe hacer sí o sí, pero si necesitas un refresh o estas pasando por un brote de acné o simplemente es día de skincare tu cutis pedirá a gritos que las las burbujas no dejen de subir. Y aunque esta tendencia de las nuevas y llamativas mascarillas han estado por redes sociales como Instagram y TikTok hoy son una super realidad porque no solo se ven super bien, en realidad pueden hacer mucho por tu piel ya que su función es similar a los limpiadores, llegando hasta esas capas más profundas de la piel, despejando poros, eliminando grasa y suciedad del rostro. Sin embargo, es esencial saber como usar tus productos de skincare para sacar el mayor provecho posible así que con tu mascarilla de burbujas una vez que aplicas comenzará a formar espuma con cientos de pequeñas microburbujas que ayudarán a que los ingredientes clave como extracto de hamamelis que se sumergen profundamente en tu piel dando como resultado una piel suave, glowy y radiante.

Pero ¿Qué tiene de especial la mascarilla? Para entrar en contexto el oxígeno es muy importante para tu piel y este tipo de mascarilla utiliza un proceso de oxigenación, que es como aparece la espuma, lo que hace posible que aporte mayores beneficios como ayudar a tu piel a producir colágeno y matar bacterias, desintoxicar y curar la piel.

¡Consiente tu piel! Y como consejo recuerda que la constancia es tu mejor aliado, como recomendación usa una vez a la semana  esta mascarilla y deja que las burbujas fluyan y hagan efecto sobre tu piel.

Por: Carolina Moreno