Las mascotas son parte de la familia de millones de familias a nivel mundial y aunque les tienen un gran amor, influyen mucho para disminuir el estrés que se vive diariamente.

Estudios demuestran que los perros reducen el estrés, depresión, soledad que se pueden tener en la cotidianidad. Sin embargo, las personas que tienen mascotas tienden a tener menor presión arterial y son menos propensas a desarrollar cardiopatías.

Se ha demostrado que solo jugar con un perro aumenta los niveles de las sustancias químicas cerebrales que nos hacen sentir bien, oxitocina y dopamina, lo cual genera sentimientos positivos y de unión tanto para la persona como para su mascota.

Existen muchas formas para identificar que tu perro ayuda mucho a disminuir tu nivel de estrés y ansiedad.

1: Ayudan a reducir el estrés relacionado con el trabajo, ya que dos de cada tres empleados dicen que el trabajo los estresa demasiado a tal grado de repercutir en su salud. Sin embargo, existen estudios que indican que las personas se sienten felices al llegar a casa por la forma en que los reciben sus mascotas.

2: Ahora más que nunca, muchas personas se sienten ansiosas o tienen dificultades para mantener un buen nivel de salud mental. Las mascotas brindan compañía y apoyo.

3: Las mascotas pueden ayudarlo a estar más activo. Le dan una razón para salir al aire libre, tomar aire fresco y estar activo, lo que está demostrado que mejora el estado de ánimo, el sueño y la salud mental.

4: El vínculo con una mascota ayuda a que no se sienta sola. Cuando las personas ven, tocan, escuchan a sus animales de compañía o hablan con ellos, esto aporta un sentimiento de buena voluntad, alegría, cariño y felicidad.

Así que no dejes que las labores cotidianas te agobien y mejor presta más atención a tu mascota porque ellos siempre estarán para cuidarte y apoyarte en tus momentos más difíciles.

Intenta salir a correr con ellos, ten actividad dentro del hogar, crea juegos para que exista actividad física para el integrante de la familia y para ti.