La tendencia de tablescaping se renueva con la marca mexicana de Zash que ofrece todo lo necesario para armar un setting espectacular, de forma fácil, sencilla y accesible

La mesa es un lugar para compartir historias, sabores, experiencias y felicidad. Zash invita a dejar libre la imaginación para hacer de las comidas convencionales momentos extraordinarios y llenos de magia.

A través de una selección de manteles bordados, (lavables en casa) vajillas diseñadas a mano, cristalería de colores en vidrio soplado, cubiertos de bambú natural, candelabros exóticos, floreros de talavera y todo tipo de accesorios decorativos, nace la nueva marca mexicana Zash que transformara cada mesa en un lugar memorable.

Zash es fundada por Zarina Rivera, experta en Comunicación y Relaciones Públicas y la reconocida interiorista Margarita Pérez-Cuellar, quienes comparten el amor y la obsesión por hacer mesas chulas y crear tablescapes grandiosos.

 

“El último año ha dado entrada a una nueva era de home entertainment. Vemos que la gente busca espacios alegres y cálidos que den esperanza dentro de su casa, ya que es ahí donde pasan la mayor parte del tiempo. Es por eso que lanzamos una marca que busca inspirar a las personas a crear tablescapes que reflejen su mood y personalidad. Le quitamos lo complicado, enseñando paso a paso los puntos importantes para lograr un ambiente inolvidable y feliz”, Zarina Rivera.

El tablescaping, una tendencia que ganó popularidad en los 60s y hoy es un referente para cualquier persona que ama hostear, se refiere a la decoración de mesas con accesorios, objetos y ornamentos para lograr una expresión creativa en cada puesta.

“Queremos contagiar el gusto por las mesas bonitas, por crear un espacio para compartir y disfrutar, simplificando todo para que cualquier persona pueda crear un tablescape divino, único y especial”, señala Margarita Perez-Cuellar.

Es una tienda 100% digital y es un equipo fundado, dirigido y operado por mujeres apasionadas por su trabajo y comprometidas por entregar productos impecables.