Este momento de aislamiento social puede generar estados de frustración y ansiedad y la organización de nuestra casa podría ayudar o generar que los malestares se incrementen. Cuando la energía no fluye de forma adecuada puede tener efectos en nuestro estado de salud físico y mental. Según el Feng Shui, nuestros espacios deberían de tener un flujo armónico y nutrido de la energía CHI – energía vital que une a cuerpo, mente y espíritu -.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Priya Sher | Feng Shui Expert (@priyasher) el

De acuerdo con el principio de la vibración en metafísica, “nada está inmóvil, todo se mueve, todo vibra”. El universo se encuentra en constante movimiento y siempre se transforma para bien. Apegarte a cosas, situaciones y personas te ocasionarán sufrimiento en el futuro. De ahí que la limpieza del clóset se convierte en un proyecto de vital importancia en este momento. Sí eres capaz de poner orden tus espacios, podrás ordenar tu vida con mayor facilidad y procurarte momentos de paz y tranquilidad.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Nordic School of Feng Shui (@nordicfengshui) el

Una vez que tomes la decisión de arreglar tu clóset, los siguientes consejos podrán ayudarte a que tu proyecto sea eficiente y productivo:

-Debes vaciar por completo tu clóset, saca todo lo que haya dentro, aunque parezca una labor titánica. Es necesario que contemples desde afuera todas y cada una de las cosas que guardas en él.

-Coloca la ropa por temporada, al final será más fácil rotarla dentro de tu clóset si desde su inicio está seccionada.

-Comienza por separar las prendas qué sí te gustan contra las que ya no son de tu total agrado.

-Deshazte de todo lo roto, manchado o sin oportunidad de reparación. Asume que cumplió su ciclo en tu vida y es momento de abrir espacio a cosas nuevas.

– Regala todas las prendas que ya no te quedan bien. Es muy común guardar cosas que ya no nos quedan para darles una oportunidad en el futuro, si no es tu talla en este momento… ¡fuera!

-Saca de tu clóset todas las prendas que tengan más de 1 año sin usarse. Determina qué prendas corresponden a ocasiones especiales, temporadas o usos específicos. No los guardes en tu clóset si puedes, búscales un espacio alterno.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por California Closets, Reno (@californiaclosetsreno) el

-Despídete de prendas que guardas por recuerdos o significados especiales. Esta situación es más recurrente de lo que imaginamos y es síntoma de una situación no sanada en nuestra vida. No es necesario mantener las cosas físicas para conservar los recuerdos. Desconéctate del pasado, regresa a tu presente y vívelo al máximo.

-Después de estos pasos, limpia, sacude y si es necesario, pinta tu clóset con colores pastel o terráceos, son una opción agradable que le dará calidez y lo hará agradable a la vista.

-Después comienza por organizar las prendas de más uso hasta el frente, igualmente las más ligeras y lo más pesado hasta el fondo.
Utiliza cajas de diferentes tamaños, así como distintas opciones de ganchos de acuerdo a tus diferentes prendas, esto te permitirá tener un mejor acomodo y ahorrar espacio.

-Por último, antes de guardar tus prendas, asegúrate de que estén planchadas y dobladas adecuadamente, este punto garantizará que no se maltraten o se deformen mientras estén guardadas.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por T-fal México (@tfal_mex) el

Disfruta de la tranquilidad de tu hogar con espacios armónicos y vibrantes.