A casi 2 meses de estar en confinamiento, el tiempo a solas en casa se convirtió en un ejercicio de exploración mental… y física, literalmente. Un sondeo reveló que 62% de las mexicanas encuestadas practica la masturbación, incluso al doble.

“Ahora que el ritmo de vida ha bajado, tenemos la oportunidad de pensar más en nosotros mismos y también de explorar nuestro cuerpo. De hecho, un reporte de Business Insider indica que tiendas de juguetes sexuales en México han reportado un incrementos de sus ventas en línea por hasta 148% a comparación del mes anterior”, indicó Rocío Cardosa, project manager de AdoptaUnChico.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Pelvic Base Fisiosexología (@pelvicbase) el

“Esto es una buena noticia, pues conocer y entender nuestra sexualidad es primordial y un gran paso para romper los tabúes que existen sobre nosotras y nuestro cuerpo”, añadió.

La encuesta fue respondida por casi dos mil mexicanas, revela también que, si bien hasta 84% de ellas lo hace o lo ha hecho alguna vez, 16% no se siente a gusto al hablar sobre la masturbación, por pena o vergüenza, y 49% nunca trata el tema con sus amigas.

Pero, a pesar de que aún hay un aire de prejuicio sobre este acto, las chicas mexicanas también lo toman como un momento especial que requiere imaginación y una pizca de inspiración: 44% de ellas se estimula fantaseando algo hot en su mente o escuchando música, mientras que 56% se va por el porno.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por SexShop Farmaciasexual (@sexshopfarmaciasexual) el

En tiempos de aislamiento, en los que pasas de extrañar el dating o a tu chico (si andas con alguien), a sentir ansiedad porque el COVID-19 tiene al mundo de cabeza, la masturbación es un pequeño placer que también te puede traer beneficios.

Según WEbMD, al hacer que la sangre fluya por tu cuerpo y hacerte liberar endorfinas, te ayuda a relajarte, mejorar tu humor, dormir mejor y, una vez que salgas de la cuarentena, incluso mejorar tu vida sexual después de descubrir una que otra cosa que puedes hacer con tu pareja.