El Dalai Lama es el líder espiritual del budismo tibetano. En este sentido, hemos retomado la lista elaborada por él de las 18 reglas de vida que todos debemos seguir para llevar una vida en paz , con mucha felicidad y armonía. Te invitamos a que la tomes en cuenta y la compartas con todos tus familiares y amigos.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Dalai Lama (@dalailama) el

-Ten en cuenta que los grandes amores y las grandes realizaciones conllevan grandes riesgos.
-Cuando pierdas, no pierdas la lección.
-Sigue las tres “R”: Respeto por uno mismo. Respeto por los demás. Responsabilidad por todas tus acciones.
-Recuerda que no conseguir lo que quieres es a veces un maravilloso golpe de suerte.
-Aprende las reglas, así sabrás cómo romperlas apropiadamente.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Dalai Lama (@dalailama) el

-No permitas que una pequeña disputa dañe una gran amistad.
-Cuando te des cuenta de que has cometido un error, toma medidas inmediatas para corregirlo.
-Pasa algún tiempo solo, todos los días.
-Abre tus brazos al cambio, pero no abandones tus valores.
-Recuerda que el silencio es a veces la mejor respuesta.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Dalai Lama (@dalailama) el

-Vive una vida buena y honorable. Después, cuando seas mayor y mires atrás, serás capaz de disfrutarla por segunda vez.
-Una atmósfera amorosa en tu casa es el cimiento para tu vida.
-Ante desacuerdos con tus seres queridos, preocúpate únicamente por la situación actual. No traigas de vuelta el pasado.
-Comparte tu conocimiento. Es una forma de alcanzar la inmortalidad.
-Sea amable con la tierra.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Dalai Lama (@dalailama) el

-Una vez al año, visita algún lugar donde nunca hayas estado antes.
-Recuerda que la mejor relación es aquella en la que el amor por cada uno excede la necesidad por el otro.
-Juzga tu éxito por lo tuviste que renunciar para obtenerlo.