Uno de los aspectos más importantes en el desarrollo de los niños son los juegos y la recreación; sin embargo, un estudio reveló que los padres no comparten con sus hijos de esta forma.

De acuerdo al estudio, seis de cada diez papás y mamás no ocupan ni dos horas de su día para jugar con los pequeños.

Aunque son muchos los beneficios que aporta establecer vínculos con los hijos por medio del juego, muchos padres prefieren evitarlo dentro de sus actividades.

Algunas razones son el estrés laboral, cansancio, no lo ven como una obligación o simplemente lo consideran muy aburrido.
 Según los expertos para los padres el jugar con los hijos es muy bueno ya que reduce el estrés, aumenta la vitalidad, permite el desarrollo de la flexibilidad mental e incluso favorece la creatividad.

Es importante destacar que los expertos mencionaron que a través del juego es posible transmitir lecciones y enseñanzas a los hijos sin que sean considerados como una imposición.

Ahora ya lo sabes y date tiempo de jugar con tus pequeños y crear vínculos de amor con ellos.