Lamentablemente, muchas de las personas que actualmente se encuentran en la universidad o son parte de la fuerza laboral de nuestro país, tenemos el hábito de comer demasiado rápido para regresar lo antes posible a nuestras actividades; pero esta forma de consumir nuestros alimentos no ayuda en nada a nuestra salud, al contrario.

Un estudio realizado por la Asociación de Cardiología de Estados Unidos  que todas las personas debemos tomar el tiempo necesario para ingerir alimentos con calma, saborear cada bocado y hacerlo sin distracciones, pues es fundamental para la salud, ya que de los contrario, genera un desbalance en tu organismo como el síndrome metabólico.

Pero ¿Qué consecuencias y riesgos tiene comer de manera rápida?, la primera ocurre en el cerebro que no tiene el tiempo suficiente para registrar que estamos satisfechos. Sin embargo, también te hace propenso a padecer el síndrome metabólico, el cual involucra enfermedades como obesidad, presión alta, así como altos niveles de colesterol.

“Cuando las personas comen muy rápido tienden a comer en forma exagerada porque no se sienten llenas, lo que puede provocar un aumento en los niveles de glucosa en la sangre”, aseguró el cardiólogo Takayuki Yamaji, líder de la investigación, quien recomendó a las personas tomarte por lo menos 30 minutos para alimentarte con toda tranquilidad.