Cuando hablamos de Michelle Obama lo primero que llega a nuestra mente es la imagen de una mujer empoderada que cambió el protocolo que debe seguir la Primera Dama de uno de los países más importantes del mundo.

Ella logró ser inspiración para miles de mujeres que buscan romper esquemas, además de ser un referente en la moda ejecutiva, por lo que su reciente cambio de look está generando ruido en las redes ya que regresó a sus raíces.

Muchas personas creían que el cabello de Michelle Obama era lacio de un tono castaño oscuro pero esto no es así. La ahora empresaria utilizaba pelucas de cabello sintético y en días recientes fue captada con con una melena rizada de un tono más claro, dejando al mundo asombrado con su verdadera cabellera.

En redes sociales se observan varios comentarios a favor y en contra, algunos aseguran que es un look más desenfadado y no va con la imagen de una mujer como Michell Obama, mientras que otros aseguran que debemos de erradicar el racismo capilar, algo que ha sufrido la comunidad afroamericana por décadas.

En nuestra opinión, el look natural de Michell está increíble y demuestra que una mujer vale por el conjunto por sus acciones, su capacidad e inteligencia y no por su apariencia.