La píldora del día siguiente es un método anticonceptivo que genera efectos en tu organismo. Este medicamento es efectivo hasta cinco días después de haber tenido relaciones sexuales sin protección.

La píldora contiene altas dosis de hormonas (estrógeno y progestina) que detiene tu ciclo de ovulación, lo que evita que quedes embarazada.

Después de tomar la píldora algunas chicas experimentan algunos síntomas dentro de las primeras 24 horas. Algunos de ellos son náuseas, vómitos, dolor de vientre, dolor de cabeza, cansancio y sensibilidad en los senos. También se han presentado casos de un “periodo atípico” después de tomar la píldora de emergencia.

Mientras que muchas mujeres han comentado que se sienten bien después de tomar la píldora, otras aseguran que su experiencia no ha sido muy placentera, así que lo recomendable es acudir con tu médico y él te recomendará un método anticonceptivo que se adecue a tus necesidades.

La pastilla del día siguiente no suele tener efectos duraderos, por lo que se recomienda utilizar en casos de emergencia, de ingerir una píldora diaria eliminará su efecto y podrías quedar embarazada.