Existen personas tóxicas que no dejan pasar la oportunidad de revisar el celular de su pareja, pero La Suprema Corte de Justicia de la Nación informó que ninguna persona puede utilizarlo sin tu consentimiento, de lo contrario podrás denunciarlo.

Todo sucedió a partir de que un hombre imprimiera 343 correos electrónicos de su esposa, como parte de las pruebas que presentó ante el juez para demostrar que le había sido infiel.

Ante esta inusual situación, la SCJN revisó el caso y concluyó que está prohibido grabar, almacenar, leer o registrar, sin consentimiento de los interlocutores una comunicación ajena, esto aplica con familiares cercanos al afecto o su cónyuge.

“Sustraer o apoderarse de correos electrónicos ajenos, sea entre cónyuges o miembros de la misma familia, es contrario al derecho fundamental a la inviolabilidad de las comunicaciones privadas”

Ahora ya lo sabes, nadie (ni tu mamá) puede revisar tu celular.