Cuando nos enfermamos evitamos a toda costa ir al médico; el solo pensar que tendremos que esperar largas horas para ser atendidos y que al final nos receten paracetamol, consumir líquidos y reposo, seguro te enferma más.

Sin embargo, en Escocia las cosas están cambiando, pues los médicos están recetando viajes a lugares donde estés en contacto con la naturaleza, esto no es una broma, es 100% real no fake.

Los doctores escoceses están autorizados para recetar viajes a entornos naturales, así como caminatas en el parque, actividades en el bosque o en la playa, así como retiros espirituales y centros de meditación.

Esta práctica médica busca reducir enfermedades que se están volviendo comunes, por ejemplo, la presión arterial, el estrés, problemas cardiovasculares, depresión y diabetes. Muchos de estos problemas de salud provienen de malos hábitos, mal manejo de la presión laboral, el sedentarismo y las redes sociales.

Un estudio reveló que pasar 90 minutos al día en áreas boscosas o en la playa estabiliza los niveles de presión arterial, y un día en contacto con la naturaleza mejora el sistema inmunológico.

Para que este tratamiento funcione, los médicos invitan al paciente a realizar este viaje a un lugar alejado de su lugar de residencia, desconectarse de las redes sociales y hacerlo de preferencia solo.