¿Alguna vez escuchaste la frase “amiga date cuenta”?, pues si te la dijeron a ti y no entendiste el motivo, entonces tenemos que decirte que estás evitando tronar con tu novio.

Algunas relaciones que llevan varios años provocan que sus integrantes de vuelvan dependientes uno del otro, al grado que evitan a toda costa una ruptura. Es aquí cuando la relación se vuelve tóxica y terminan lastimándose mucho.

Primero te quiero decir que existen personas a las que amarás mucho y que jamás podrás borrar lo que vivieron juntos, pero es mejor quedarte con lo mejor que transformar todo en una terrible pesadilla.

Es por eso que te quiero compartir ocho señales que demuestran que ya no quieres estar con esa persona pero el miedo no te lo permite.

 

Evitas tener conversaciones serias

Seguro te pones nerviosa cuando él intenta poner sobre la mesa un tema serio, esto lleva a que busques de alguna manera cambiar el ritmo de la conversación, lo que en la mayoría de los casos termina en una discusión.

 

No hablas sobre tus metas

Es importante que los miembros de la relación no pierdan su individualidad, pero evitar contarle de tus planes, eso sí está mal. Esto lo haces de manera inconscientes porque algo en el fondo te dice que posiblemente estén por tomar caminos distintos.

 

Sus discusiones no terminan en acuerdos

Todas las relaciones tienen peleas, pero deben llegar a un acuerdo para que se vuelva más sólida. Evitar las peleas porque uno de los dos termina llorando o dejar la discusión a medias es lo peor que puedes hacer. Si algo no está bien en una relación debes arreglarlo y no ocultarlo con amor.

 

Todos te dicen “amiga date cuenta”

Seguro hablas con tus amigas de todo lo que ocurre en tu relación y ellas obviamente te van a tranquilizar, pero si en más de una ocasión te han dicho que lo dejes por la paz o busques otras oportunidades, entonces es algo que debía ocurrir pero no quieres aceptar.

 

 

Más de una vez pasó por tu mente terminar

Cuando tenemos una discusión muy fuerte podría pasar por tu cabeza que lo mejor es terminar, pero eso es normal. Lo que no es normal es que esto te ocurra en sus momentos de serenidad, escucha a la razón cuando te dice con toda seguridad que estás cansada de lo que está pasando.

 

Se acabó la confianza

Esto puede ocurrir por varias razones, por infidelidad, celos enfermizos, machismo, solo por mencionar algunos. De cualquier forma, la base de una relación es la confianza y cuando esta se pierde prácticamente se terminó todo.

 

Comienzas a tener una aventura emocional

Engañar a tu pareja no es exclusivamente cuando tienes relaciones sexuales, también ocurre cuando le abres tu corazón a otro chico. Esto ocurre cuando eliges platicarle tus problemas a otro hombre y no a tu novio, sí ese chico que te hace sentir bien y que no es tu mejor amigo.

 

Ya no lo contemplas en tus planes

Para llegar a este punto es que algo ocurrió en el camino, pero no contemplarlo como tu acompañante a una fiesta o para alguna actividad el fin de semana, indica que no quieres estar con él y sólo estas manteniendo la relación por compromiso.