Muchas mujeres tenemos el temor de conocer el funcionamiento de nuestra zona V, ya se por pudor o por mitos. Debemos tener en cuenta que  en esta zona de nuestro cuerpo habitan microorganismos que podemos mantener en control con una rutina de limpieza adecuada.

 

7782

A continuación te compartiremos cinco puntos de limpieza que te ayudarán a mantener tu zona íntima limpia y así evitar enfermedades:

- Al despertar: toma un baño y limpia tu Zona V, primero refresca la zona con agua y después aplica tu jabón íntimo favorito, no olvides escoger uno con pH balanceado.

- Después del baño: usa un protector diario, éstos te ayudarán a absorber la humedad natural de la zona que se genera desde el momento en que te vistes y comienzas tu rutina.

- A medio día: cambia tu protector diario.

- Por la tarde: después de tu ajetreado día puedes limpiar tu Zona V con toallitas húmedas, lo que ayudará a mantener fresca la zona, ojo, es importante que estén diseñadas para esta zona así evitarás cualquier tipo de irritación.

- Por la noche: puedes tomar otro baño o, si lo prefieres, cambiar tu protector. No olvides usar ropa interior cómoda y una pijama que no sea ajustada, preferentemente de algodón para mantenerte fresca y que te permita moverte libremente durante tus horas de sueño.