Por Eridani Salazar

La lucha por los derechos de la comunidad LGBT+ ha abierto la posibilidad de que los artistas se puedan expresar libremente su personalidad, ya sea con sus letras, su propuesta visual y hasta con su mensaje a través de las redes sociales. Pero para llegar a este punto se ha derramado sangre, se han perdido vidas y aún existen personas que viven con las heridas que les ha dejado la discriminación.

Memo Luna es un joven del norte de México que decidió emprender una aventura en la capital del país. En ella encontró la oportunidad de comenzar un proyecto musical que ha conectado con muchos jóvenes, que al igual que él, quieren mostrarse tal cual son sin temor. En entrevista para COSAS, el cantautor no comparte la importancia de continuar con la lucha a pesar de la pandemia: “Desde que comenzó, el motivo de la marcha ha sido mostrar la postura de exigir el respeto a nuestros derechos humanos y exponer los ataques a los que nos enfrentamos todos los días. Yo veía la marcha como una celebración, pero comencé a involucrarme más, investigué sobre los temas que siguen pendientes y conocí historias de personas que fueron víctimas de este sistema social que debe cambiar. En esta ocasión, considero que el evento digital que se llevará a cabo se debe tomar como protesta y mantener esa alegría que nos caracteriza, esa alegría que, a pesar de la adversidad, ha tomado las calles para hacerle ver a los demás que aquí estamos y que somos muchos”.

Fotografía: Diego Nishizawa

Fotografía: Diego Nishizawa

Los ataques contra la comunidad LGBT+ no se han detenido a pesar del confinamiento, hechos que son preocupantes: “Cuando leí todo sobre el caso de Elizabeth, esta trabajadora del Instituto Mexicano del Seguro Social y cómo le fue arrebatada la vida, la verdad se me puso la piel chinita, pero también observé que muchas personas levantaron la voz por ella, su obra y muerte fue abordada por los medios de una forma que no había visto antes. Actualmente, el mundo está tomando una postura más activa frente a estos casos y reclama justicia”.

Memo es consciente de la responsabilidad que adquirió con todas las personas que se identifican con su proyecto: “Yo no me considero activista, pero apoyo la visibilidad. Desde mi trinchera busco normalizar el concepto de artista LGBT debido a que, en los inicios de mi proyecto, muchos cuestionaban mi decisión de inclinarme por el género que interpreto ya que no era ‘gay’. Así como ellos, ahora que mi proyecto está disponible para todos, he recibido muchos comentarios que cuestionan mi forma de vestir en mis videos o en mis redes sociales y las letras de mis canciones que no van con esos ritmos musicales, pero esa es la forma en la que quiero expresar mi arte y creo que el arte no se debe etiquetar de esa manera”.

Al interior de la comunidad se percibe aún actos de discriminación entre sus miembros, algo que preocupa al cantante: “En mi punto de vista, en la misma comunidad existe una segmentación entre los jóvenes que están disfrutando lo que se ha logrado estos años y las personas mayores que fueron víctimas de los abusos. Estas personas que son mayores de 30 años aún tienen arraigadas las formas machistas e intolerantes que eran comunes en la sociedad de hace algunos años, pero no lo hacen con la intención de amedrentar, lo hacen desde el dolor de lo que vivieron, de la realidad a la que se enfrentaron y la educación que recibieron. Por ejemplo, yo no tuve que luchar lo mismo que ellos, yo no me siento obligado por la sociedad a casarme y tener una doble vida, yo no viví con el miedo de perder mi trabajo por ser yo. No justifico ninguna acción, pero esa generación copió el patrón heterosexual de la superioridad, de la masculinidad que era el fuerte, a lo que se aspiraba, lo que se respetaba en la sociedad y lo que es diferente les es incómodo”.

Fotografía: Diego Nishizawa

Fotografía: Diego Nishizawa

Las redes sociales han ejercido presión sobre lo que se debe y no abordar en los congresos de los estados. Al respecto, Memo Luna cree que lo que necesita la sociedad mexicana es información y empatía: “No creo que los debates que se viven en redes sociales nos quiten nuestros derechos, creo que nos muestra que aún nos falta mucho por hacer, nos faltan muchas personas a las que debemos acercarles información sobre lo que es en realidad ser una persona LGBT+, necesitan conocer las historias de dolor y también de éxito”.

Con los años se ha comenzado a tener una representación activa de los gays en los medios de comunicación, pero eso no ocurre de igual manera con el resto de las letras de la comunidad. Ante esto, el cantante aboga por la unión: “Al principio fueron los gays y con los años se han alzado las voces de lesbianas, transgénero, transexuales, intersexuales, queers, bisexuales, asexuales y también los heterosexuales aliados. Creo que estamos en un momento en el que debemos ser empáticos con nuestros hermanos y hermanas que van en este camino. Creo que debemos retomar algo que dijo aquella mujer de raza negra en Stonewall: ‘esta lucha no es por mí, es por las generaciones que vienen’”, concluyó.