En entrevista para COSAS la italiana dice “es importante renovarse, pero lo es más anteponer la calidad”.

Tras más de dos décadas dedicada a la música, Laura Pausini no ha pensado reinventarse. No le hace falta, confiesa la italiana, quien prefiere permanecer atada a aun estilo que la define, antes que aventurarse en un sonido que quizá sea mas popular o exitoso, pero con el que no se sienta identificada.

“La gente no encontrara a una nueva Laura porque nunca ha sido algo que haya buscado. Creo que es muy importante renovarse en la música, pero es mas importante anteponer la calidad.”

La intaliana reconoce que no ha sido sencillo mantenerse fiel a sus ideales pues la industria discográfica, en constante cambio de paradigmas para adaptarse a las nuevas tendencias, exige que los propios artistas salgan de su zona de confort, que experimenten con géneros ajenos a su carrera, y que, muchas veces, se muestren dispuestos a ir contracorriente en su carrera.

“Es difícil porque a veces yo quiero que la nueva canción sea de un modo, pero lo cierto es que no trabajo sola. A veces la compañía quiere algo mas, algo diferente, y tenemos que encontrar un equilibrio”.

“A veces me peleo porque la gente me dice que cante una u otra canción pero si no me identifico, o no se como interpretarlas, prefiero dejarlas… aunque después se conviertan en éxitos de alguien mas” explica Laura.

Originaria de Faenza, en Italia, Laura vivió una niñez alejada de la farándula, acostumbrada a estrictas medidas educativas que, incluso, le prohibían alejarse de casa sin la compañía de sus papas. En ese mundo rural nunca imagino que la estrella de la fama le sonreiría. “Nunca pensé en dedicarme a esto así que todo ha sido muy afortunado en mi vida. He aprendido a cada paso, siempre recordando la guía de mi padre que estuvo a mi lado en los primeros cinco años de mi carrera. Tenerlo cerca me permitió entender esta vida tan rara, alejada de mi casa, y enfrentada a un mundo desconocido”.

 

Entérate de todo lo que nos contó en Revista COSAS de Diciembre.