Como actor, diseñador y galán ha brillado con luz propia; José María nos cuenta de su andar contra corriente.

La pasión ha regido la vida de José María Torre, actor, diseñador y empresario que a los 37 años de edad presume haber triunfado en cuanto ámbito se ha presentado. 

Lo mismo como un actor que comenzó a despuntar desde que era un niño que como un incidente diseñador de modas que se ha dado a la tarea de caminar contra corriente en el mundo del fashion mexicano.

Chema, como se le conoce, se ha involucrado en cada una de sus empresas con ahínco y metas claras. Como actor y productor, faceta en la que se compromete únicamente con proyectos que lo apasionen o como un diseñador, dispuesto a cambiar el paradigma de la moda en México y como persona, un hombre dispuesto a cumplir sus sueños.

-¿Porque entraste a la moda en México?

-Me gusta mucho desde pequeño. Cuando actuaba en novelas y era la presentación yo iba con un sastre para diseñar el traje a mi gusto. Con Pedro Damián propuse ideas de mi vestuario y me las aceptó. Justo al terminar esa novela decidí crear mi marca Öcho.

-¿Cual es tu frase de vida y en que momento llegó a ella?

-“Todo lo que mi cabeza pida”, porque todo lo que se me ocurre, o el 80 por ciento, lo he realizado y de eso se trata, que tu sueño no se quede ahí, sino realizarlo.

-¿Cual ha sido tu más grande amor?

-He tenido la oportunidad de tener muy buenas historias en pareja y creo que siempre trato de quedarme con lo bueno. Lo malo lo deshecho.

Entérate de todo lo que nos contó en Revista COSAS de Noviembre.