El actor cumple 46 años y es de los mejor pagados y más destacados de su generación

Leonardo Di Caprio, quien fue para millones el amor platónico de adolescencia, pero también ahora en su madurez, cumple 46 años y seguramente festejará a su muy estilo fiestero.

El actor inició su carrera a principios de los 90 siendo un adolescente y pronto se convirtió en un actor sex symbol.

Su actuación en “¿A quién ama Gilbert Grape?” (1993) junto a Johnny Depp lo puso en la mira de la industria cinematográfica al dar una excelente actuación como un joven con discapacidad mental.

Su estrellato llegó con “Titanic” (1997)  y a partir de ese momento fue el actor más codiciado de Hollywood. Su personaje como Jack Dawson es un clásico y la película en la que compartió créditos con Kate Winslet es de las más taquilleras de la historia y con mayores premios ganados.

Después de esta cinta de James Cameron vinieron muchos personajes del actor; tenía a la meca del cine a sus pies para escoger y cobrar lo que quisiera.

Sin embargo, en “El lobo de Wall Street” (2013) se ve a un Leo más maduro actoral y físicamente. Su camino bajo la batuta de Martin Scorsese le dio un giro a su carrera y ya no sólo era un sex symbol. Su actuación le valió varias nominaciones, pero se quedó en el camino.

Por muchos años la estatuilla del Óscar acariciaba las manos de Di Caprio, pero fue hasta “El Renacido” (2015), de Alejandro González Iñárritu, que el actor consiguió el premio como Mejor Actor al interpreta a un explorador con enorme sed de venganza que sobrevive a grandes adversidades para lograr su cometido.

En 2019 estrenó la película de Tarantino “Érase una vez en Hollywood”, junto a Brad Pitt, dupla que interpreta a actores de la época dorada de Hollywood, con toques de comedia, crimen y drama muy bien acogida por la crítica y el público.

Desde hace años es un ambientalista en pro del planeta y los animales. En su cuenta de Instagram es de lo que habla:

 

Ver esta publicación en Instagram

 

In #Antarctica: The Waking Giant, explorer Sebastian Copeland’s stunning photography delivers unparalleled access to the least explored continent on Earth and galvanizes our awareness of the threats of global warming. Antarctica’s ice sheet is a powerful entity, alive and dynamic. It is up to three million years old; its mass is constantly and imperceptibly moving, finally calving to the sea. Deep in the heart of the continent is a barren desert of snow, while the coast teems with life: the dominion of whales, birds, penguins, and seals, which had previously evolved outside of human contact. Until recently, scientists thought #Antarctica had remained mostly untouched by climate change. But now they have warned that the ice is indeed melting – and quickly. @copelandadventures #Antarctic #ClimateChange #ClimateCrisis

Una publicación compartida por Leonardo DiCaprio (@leonardodicaprio) el