Lanzan al mercado un simulador donde los amantes de F1 podrán sentirse Hamilton o Pérez desde el interior de su hogar.

¿Qué es?

Cranfield F1 simulator es un sofisticado simulador y réplica replica de un auto de carreras verdadero donde las personas podrán experimentar la misma sensación que tienen los pilotos profesionales en la pista.

La compañía británica decidió lanzar este simulador que cabe perfectamente en una habitación, basándose en un auto de F1 real.

Además de ser bello por fuera, lo que tiene en el interior es mucho mejor, ya que dispone de un sistema patentado de simulador militar de fuerza G. Mismos que utilizan para entrenar la fuerza aérea militar.

Por otro lado, cuenta con bolsas de aire que simulan las vueltas, frenado y aceleración del vehículo, incluso los baches que se encuentren en la pista, con el fin de que los amantes de las carreras nunca dejen de jugar F1.

¿Qué contiene el simulador?

Este simulador contiene un volante Precision Sim Engineering LM-Pro, un PC de alta gama con el simulador Assetto Corsa instalado, y ya configurado, y una pantalla HD de 55 pulgadas con unas gafas de realidad virtual.

Además, puedes agregar un set de tres pantallas o un volante con pantalla integrada con un costo extra.

Costo

Si quieres adquirir este kit deberás pagar 144.185 euros, aunque también puedes optar por algunas de sus versiones menos pro que no incluyen los sistemas de movimiento y fuerza G y cuyo precio es de unos 29.000 euros.