Es la segunda vez que la actriz pasa por esto

Hace apenas dos años, un hacker anónimo, pero a la vez conocido por poner en evidencia a varias celebridades publicando sus fotografías íntimas, lanzó en la web una serie de imágenes en la que la actriz ganadora del Oscar, Jennifer Lawrence, aparecía desnuda.

Presuntamente, estas selfies se encontraban en el teléfono de la protagonista de Los juegos del hambre, quien decidió no verse involucrada en más escándalos e hizo caso omiso de la polémica.

De nueva cuenta, Jennifer volvió a ser víctima de este hostigador silencioso, pues la mayor sospecha indica que se trata de la misma persona que invadió su privacidad en 2014, y se filtraron varias fotografías en las que aparece disfrazada de mucama, en ropa interior y totalmente desnuda.

Algunas de las famosas que han sido hackeadas son Vanessa Hudgens, Jessica Alba, Demi Lovato, Scarlett Johansson y Rihanna, entre otras. Anteriormente,

Emma Watson fue amenazada severamente por este hacker, quien anunció que publicaría imágenes privadas (y muy sexuales) de la actriz y activista.