Luce muy diferente.

Aunque en el mundo del modelaje, el estereotipo exige a las mujeres una figura delgada y muy delineada, el caso de Lily-Rose Depp, hija de Johnny Depp y Vanessa Paradis, causó alarma y es que la joven de 17 años luce extremadamente delgada. 
 
El portal Daily Mail difundió una serie de fotografías en las que se ve a la chica en West Hollywood, California, usando un pantalón deportivo de color azul y una camiseta gris, un atuendo que exalta lo flaca que se ve. 
 
De acuerdo con información de algunos medios locales, la baja de peso de Lily-Rose se podría deber a que se vio afectada por el reciente divorcio de su padre con Amber Heard. Hasta el momento. la representante de la joven no ha salido a dar ninguna declaración.
 
A juzgar por las imágenes, su estado físico sí es muy diferente al de hace algunos meses. 
 

¡ESTAS SON LAS FOTOS!