Su atuendo también fue criticado.

La noche de la Met Gala 2016 dejó algunos sin sabores, entre ellos, el vestuario de Sarah Jessica Parker, una de las protagonistas de la velada, no solamente por su atuendo, sino, por su rostro, pues algunos usuarios en redes sociales comenzaron a sospechar.

El aspecto de la actriz desató todo tipo de comentarios sobre una supuesta cirugía u otro tratamiento que no le favoreció en nada, ya que Sarah se notaba inflamada y muy diferente a como nos tiene acostumbrados.

LEE TAMBIÉN: Propuestas futuristas o desatinos en la red carpet de los Met Gala 2016

Otros miles se enfocaron en su ropa y algunos señalaron que Parker no estuvo muy atinada, mientras que sus seguidores la apoyaron. Lo cierto es que la protagonista de ‘Sex and the city’ se llevó la noche aunque no precisamente por ser la más espectacular.