En los últimos años se han utilizado las plataformas digitales para concientizar a la población sobre la importancia de integrar a los esquemas sociales a las personas con alguna discapacidad. Aunque no ha sido fácil, la historia de una tienda de novias que ha decidido colocar uno de sus vestidos en un maniquí en silla de ruedas; nos demuestra que el trabajo está dando sus primeros frutos.

A través de redes sociales, una chica llamada Beth Wilson, compartió una fotografía del aparador de una tienda en Reino Unido que busca incluir a todas las novias; sin importar su condición física. La imagen se volvió viral; por lo que los propietarios decidieron compartir los motivos por los que montaron de esa manera su mercancía.

“Han sido un par de días muy completos pero increíbles aquí en TWC. Al configurar esta ventana, ni siquiera pensamos en compartir en nuestras páginas de redes sociales o ‘publicarla’, ¡pero parece haber hecho eso por sí sola!

Nos gustaría agradecer a todos por sus amables comentarios acerca de nuestra ventana: hemos estado rodeados de tanto amor y positividad, que es de lo que se trata esta industria, ¿verdad?

Si esta ventana ha hecho algo, nos muestra cuánto impacto ha causado tener un usuario de silla de ruedas en la ventana y, con suerte, a medida que pasa el tiempo, cosas como esta no causarán una gran respuesta, pero estamos seguros que otros tomarán nuestra idea”

Aunque no es la primera tienda que hace algo así en su aparador, es de resaltar lo importante que retratar una discapacidad en un escaparate.