En todos los países del mundo se festeja el Día de las Madres; sin embargo, no todos lo conmemoran en la misma fecha. En nuestro país, este día tan especial se celebra desde 1922 gracias a que el periodista Rafael Alducín, lanzó una convocatoria a través de su periódico para que el 10 de mayo de todos los años fuera consagrado por los hijos para enaltecer en vida a su madre,o bien, en memoria de la mujer que les dio la vida; dicha iniciativa fue bien recibida por el entonces Presidente de la República Mexicana, convirtiéndose en una fecha que con el paso de los años logró arraigarse.

La campaña también promovía la reflexión sobre el papel de las madres y los hijos; era una invitación a mantener los valores morales y familiares como unión de la sociedad. La mamá juega un papel fundamental en la sobrevivencia y desarrollo durante los primeros años de vida y fungen como eje en la formación de valores.

¿Qué necesitas?

·         Un paquete de 4 medallones congelados

·         1 cucharadita de pimienta en polvo

·         1 cucharadita de hierbas finas en polvo

·         1 ajo finamente picado

·         ½ taza de leche

·         ½ taza de crema para batir

·         ½ de queso que se derrita

·         ¼ de cebolla finamente picada

·         ¼ de barra de mantequilla

·         ¼ de taza de alcaparras

·         Romero fresco para decorar

·         Sal y pimienta al gusto.

¿Cómo lo preparas?

·         En un sartén hondo, derrite la mantequilla, posteriormente añade el ajo con la cebolla y sofríe por 3 minutos.

·         Cuando pase ese tiempo, incorpora la leche y crema para batir.

·         Agrega a la mezcla el queso, la pimienta, las hierbas finas y las alcaparras, cocina por 5 minutos.

·      Por otra parte, sazona el medallón con sal y pimienta al gusto y séllalo 8 minutos por ambos lados.

·         En un plato, coloca el medallón y báñalo con la salsa de queso, decora con romero fresco.

·         Puedes acompañar el platillo con papas cambray, verduras cocidas o ensalada.

Por su trascendencia, el 10 de mayo es un día para celebrar su esfuerzo y tener un motivo más para reconocer el valor que esta mujer tan importante tiene en nuestras vidas.