Si has tomado la determinación de perder algunos kilos de más; entonces te podría interesar el descubrimiento de una investigación realizada por la Universidad de Washington que confirma que ingerir dos copas de vino antes de dormir te ayudan a perder peso.

La mayoría de los nutriólogos eliminan el consumo del alcohol a sus clientes, pero el estudio realizado en Estados Unidos asegura que el vino ayuda a reducir tallas, especialmente en mujeres.

Los investigadores siguieron a 20 mil mujeres por 13 años, encontrando que las que tomaban dos copas de vino diariamente eran 70% menos propensas a tener sobrepeso.

Comprobaron que el polifenol llamado resveratrol convierte las grasas blancas en beige, mismas que son mucho más fáciles de eliminar a comparación de la primera. Pero eso no es todo, también ayuda a prevenir el envejecimiento y ayuda a saciar el apetito.

El resveratrol lo puedes encontrar en otros alimentos como las frutas del bosque como arándanos, manzanas y uvas.