Fue en la nochebuena de 1985, tan sólo tres meses después del terremoto que sacudió a nuestro país, cuando se llevaría a cabo lo que los mexicanos conocemos como el robo del siglo, y es que fueron sustraídos del Museo Nacional de Antropología, 120 joyas arquelógicas por parte de dos alumnos de la Facultad de Veterinaria de la UNAM, tras 50 años, Gael García Bernal lleva al cine este extraño suceso.

Museo, es el segundo largometraje de Alonso Ruizpalacios, cuyo guión original fuera reconocido en la Berlinale a principios de este año, y cuenta la historia de dos amigos, ambos estudiantes de la UNAM y la forma en que planean y ejecutan, burlar la seguridad de uno de los museo más importantes del mundo.


Aunque la cinta es una adaptación de uno de los robos más históricos de nuestro país, al final es un tanto diferente, pues el hecho histórico solamente es el pretexto para ahondar en la personalidad de Juan Núñez (Gel García), quien sufre de un síndrome megalómano; contrapuesto a Benjamín Wilson (Leonardo Ortizgris), quien se convierte en su cómplice cegado por una gran admiración y todo lo que conlleva un robo de esa magnitud.


Las Torres de Satélite, Acapulco, el mercado negro del arte en México y hasta la Princesa Yamal son algunas de los escenarios y personajes reales que son retratados en Museo, primera cinta producida por YouTube Originals en nuestro país, plataforma que poco a poco va ganando terreno frente a sus competidoras Netflix y Amazon Prime.