Mejora tu salud física y mental con estos sencillos ejercicios en casa

Cuidar de nuestra salud durante estos tiempos no significa solamente protegernos del virus. Ya que nuestros cuerpos están siendo afectados de varias otras maneras, es necesario adaptar algunos cambios a nuestras rutinas diarias para relajar nuestras mentes y nuestros cuerpos.

Con los nuevos horarios por el home office o en el retorno a la oficina todos pasamos muchas horas del día sentados. Esto, combinado con el estrés que sin duda todos estamos sintiendo, regularmente resulta en un dolor de espalda baja que nos hace sentir que hemos envejecido 10 años en seis meses. Pero con realizar estos sencillos estiramientos al principio o final del día podemos relajar esa tensión y mejorar nuestra salud entera.

El cuadrado lumbar es el músculo que conecta la pelvis con la columna vertebral. Estar sentado constantemente resulta en que el músculo se fatigue y se cause un dolor de espalda baja. Para aliviar este dolor se recomiendan masajes, pero con el distanciamiento social quizás sean más apropiados estos estiramientos que puedes hacer desde tu casa.

Pose de Puente: Conocida en el mundo de yoga como Setu Bandha Sarvangasana, esta pose es fácil de hacer y estira no solamente la espalda, también el cuello, la espina, los muslos, el glúteo y los tendones isquiotibiales. Simplemente acuéstate boca arriba con las palmas hacia abajo y dobla tus rodillas hasta que tus pies estén paralelos con tu cadera. Este estiramiento no sólo ayudará a tu espalda, sino que igualmente mejorará tu circulación y disminuirá tu estrés.

Postura del Niño: El Balsana es una de las poses más usadas en clases de yoga. Calma la mente, ayuda a la digestión y, más que nada, estira la espalda. Para hacerlo, siéntate sobre tus talones y baja tu espalda hasta que tu frente toque el piso. Las manos pueden estar extendidas hacia el frente o hacia atrás a la misma altura que tus pies. Es una postura fácil y relajante.

Estiramiento CL: Este estiramiento requiere un poco más de flexibilidad pero es uno de los más efectivos, ya que se concentra solamente en el cuadrado lumbar. Para hacerlo, siéntate y separa las piernas lo más posible. Estira tu brazo derecho hasta que toques los dedos de tu pie izquierdo y trata de asomar tu cara lo más posible por debajo del brazo. Mantén la posición por 10 segundos y cambia de lado.

Con hacer estos estiramientos lo más seguido posible, tu espalda se irá relajando y te podrás adaptar más fácil a esta nueva normalidad; trabajando desde la oficina o en casa.