Existen muchos mitos respecto al cuidado de nuestra zona vaginal debido a que a muchas mujeres aún les da pena hablar sobre estos temas y es hasta que llegan con un dolor fuerte con el ginecólogo cuando reconocen la importancia de mantener esa parte de nuestro cuerpo lo más saludable posible. Por esta razón, te compartimos los siguientes tips que te serán muy útiles.

Consume vitamina C

Sí, la vitamina C es óptima para mantener nuestra vagina saludable, por eso es recomendable comer frutas y verduras. Sobre todo kiwi o piña, ya que además se dice que su consumo le brinda un aroma agradable.

Las duchas vaginales no son lo que imaginas

No lo hagas. Los “lavados íntimos” tienen efectos negativos porque eliminan la flora vaginal y modifican su pH. De hecho, pueden ser los causantes de malos olores e infecciones.

Lavarse las manos antes de tener relaciones

Lavarse las manos es definitivamente algo que debemos hacer todos, ya que están expuestas a todo tipo de virus y bacterias, así que a la hora de tener relaciones, limpien bien sus manitas para jugar con higiene.

Usar ropa interior de algodón

Se recomienda que nuestra ropa íntima sea de algodón, ya que es un material hipoalergénico y su producción no contiene demasiados químicos. Otra de sus ventajas es su porosidad, que absorbe mejor la humedad. Por otro lado, intenta no utilizar panties demasiado ajustadas en general.

Eliminar restos de humedad

Al finalizar tu ducha, no olvides secar adecuadamente tu vaginal, ya que las bacterias crecen en condiciones de calor y humedad. Por eso debes cambiarte de inmediato después de una sesión de entrenamiento donde hayas sudado o después de ir a nadar en el mar o una alberca.

Elige bien tus tampones o toallas

Es fundamental ser crítico en este punto e investigar qué tipo de productos son los mejores para acompañarte durante tu periodo, evitando aquellos que contienen químicos dañinos. Opta por tampones o toallas orgánicas, sin perfumes ni parabenos, o también puedes probar la copa menstrual.

 Hacer pipí después del sexo

Si, efectivamente hacer pis después de haber tenido relaciones es beneficioso, ya que ayuda a combatir infecciones gracias a la eliminación a través de la orina de algunas bacterias contraídas durante el acto.