El yoga es una práctica que conecta el cuerpo, la respiración y la mente. Esta práctica utiliza posturas físicas, ejercicios de respiración y meditación para mejorar la salud general. El yoga se desarrolló como una práctica espiritual hace miles de años. Hoy en día la mayoría de las personas en occidente hace yoga como ejercicio y para reducir el estrés.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por C.O.N.A.N (@conannicholas) el

El yoga puede mejorar el nivel general de su estado físico y mejorar su postura y su flexibilidad. También puede:

– Reducir su presión arterial y su frecuencia cardíaca
– Ayudarle a relajarse
– Mejorar su confianza en usted mismo
– Reducir el estrés
– Mejorar su coordinación
– Mejorar su concentración
– Ayudarle a dormir mejor
– Ayudar a la digestión
– Reduce la ansiedad
– Disminuye el dolor de espalda
– Ayuda a tratar la depresión

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por ferran (@ferranmiguel_) el

Si quieres empezar en el el mundo del Yoga, te compartimos los siguientes datos para que tu experiencia sea le mejor posible.

1.- El universo del yoga

Debes entender que el yoga es más sólo posturas que debes mantener durante un determinado tiempo. Si quieres disfrutar de sus beneficios es esencial que conectes cada movimiento con tu mente y tu respiración.

En yoga debes sentir cómo trabaja cada parte de tu cuerpo, cómo llenas tus pulmones de aire y exhalas la tensión que tienes acumulada.
No es un ejercicio como cualquiera, el yoga va más allá de torsiones, flexiones o equilibrio. Es el momento para fluir contigo en cuerpo-mente-espíritu.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por 𝐴𝑛𝑔𝑒̀𝑙𝑒 𝐿 ॐ (@angeleyogi) el

2.- La respiración es fundamental

La respiración es más importante para tu cuerpo que lo que imaginas, es por eso que en yoga se respira conscientemente y mediante estas respiraciones se mueve la energía a través de nuestro cuerpo. Con esta disciplina aprenderemos a respirar para calmarnos, para activarnos, para dormir mejor, para aumentar la resistencia física, etc… Sólo con tomar consciencia de ese aire que entra a nuestro organismo, lo nutre y lo llena de energía.

3.- Debes poner atención a tu cuerpo

Si no prestas atención a lo que te dice tu cuerpo, entonces no hay yoga. Ser conscientes de cada postura, cada movimiento y cómo nos hace sentir la práctica es esencial para el yoga. Así como la atención que necesita cada momento de meditación y relajación.

4.- Debes sentirte cómodo

Debes adaptar las posturas de yoga a tu cuerpo y necesidades, no al revés. Debes sentirte cómodo en cada postura, incluso si estás en medio de un ejercicio de respiración o meditación, debes estar cómodamente sentado/a, tumbado/a.

Observa cómo reacciona tu cuerpo ante cada movimiento, si notas dolor o sientes tu respiración muy acelerada, baja el ritmo, deja la postura y descansa.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por 𝐍 𝐈 𝐂 (@nicinsight) el

5.- La práctica constante es fundamental

En las clases de yoga no te fijes en cómo lo hacen los demás, pon atención a tu cuerpo y tu respiración, mírate a ti mismo con amor y respeto. Si vas a una clase por primera vez estará tu profesor para guiarte, los demás están concentrados en su propia práctica. Esta disciplina es para que la disfrutes

6.- Ten un objetivo a largo plazo

Cuando comiences a dar tus primeros pasos en el yoga hazlo con paciencia, este es un camino de aprendizaje que no acaba. Cada día es una oportunidad para aprender, hace falta dedicación y constancia para notar los resultados. Tómate el yoga como un compromiso contigo mismo, en el que cada día veas la oportunidad de hacer de ti una mejor versión.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Anthony 🌱 (@chromaticfeline) el

7.- Descubrirás la importancia de amarte a ti mismo

Para practicar yoga debes amarte y aceptar tus limitaciones actuales. No es una competición, es un camino de aprendizaje que busca la paz interior y el equilibrio en nuestras vidas.