La piel de nuestros pies puede morir por varios factores, los más importantes son por la falta de hidratación, el uso de sandalias o zapatos abiertos y el contacto excesivo con polvo. Puedes identificar que la piel maltratada debido al color amarillento que adquiere y que se puede sentir acartonada.

A continuación, te compartimos 5 tips para que tus pies recuperen su suavidad y su salud.

-En un reciente grande coloca agua tibia para que metas a remojar tus pies y luego de unos minutos frotamos suavemente con una piedra pómez.

-Servirá para retirar todas las células muertas y notarás la diferencia.

-Pela un pepino y córtalo en trocitos pequeños. Licúalo con el jugo de un limón exprimido y miel. Aplícalo como una mascarilla y deja reposar por 10 minutos, luego enjuaga con agua tibia.

-Aplica aceite de almendras o aceite de coco sobre tus pies como si fuera la crema habitual, los sentirás más suaves.

-Pon una cantidad generosa de manteca de cacao o vaselina y deja reposar toda la noche, al siguiente día verás la diferencia. Haz esto de 2 a 3 veces por semana.

-Mezcla jugo de limón, azúcar y miel, coloca la mezcla, da masaje por unos minutos y enjuágalos. Hazlo una vez por semana y servirá para exfoliar tus pies.

Recuerda, si detectas algo fuera de lo normal o presentas dolor, lo recomendable es que acudas con tu médico de confianza.