Existen muchos factores por los que nuestro cabello pierde su fuerza y vitalidad, entre los más destacados se encuentran el estrés, una mala alimentación y factores genéticos. Algunos de ellos se pueden revertir a través del consumo de vitaminas. A continuación, te compartiremos cuáles son las que debes integrar a tu dieta para lucir una melena larga y saludable.

Un elemento que no debe faltar en tu ingesta es la biotina, que favorece la elasticidad y previene que el cabello se rompa muy fácil. Lo puedes encontrar en el pescado, la yema de huevo, setas, espinaca, brócoli, cereales integrales, semillas, nueces o levadura de cerveza.

La vitamina E es fundamental en nuestra salud, la cual te proporciona antioxidantes que evitan que tu color natural se desgaste, podrás recuperar mayor luminosidad. Puedes hacer mascarillas con aguacate y una cápsula de vitamina E.

Un aliado más es la vitamina A, ideal para prevenir los daños por el sol y reducir la caída de cabello. Puedes obtenerla al ingerir pescado, espinaca, mango, coles, zanahoria, durazno o tomates.

Recuerda, no solo debes cepillarlo de cierta forma, o secarlo de manera natural, reducir el uso de tenazas o utensilios de calor; tu cabello también necesita de vitaminas.