Las varices son dilataciones venosas que impiden que la sangre retorne de forma eficaz al corazón. Las válvulas venosas no se cierran como es debido y provocan que una cierta cantidad de sangre se acumule. Esta dilatación de las venas se puede llegar a observar y si no son tratadas de forma adecuada pueden generar úlceras varicosas.

Para evitar su aparición, te compartimos los siguientes tips:

1. Evitar permanecer de pie, quieto o sentado por largos periodos de tiempo.

2. Para mejorar el funcionamiento de las venas y tras largos periodos sentados o de pie, se aconseja tumbarse y elevar las piernas por encima del nivel del corazón.

3. Utilizar medias terapéuticas. Recuerda que tu médico valorará el grado de compresión y talla más adecuados para ti.

4. Seguir una dieta equilibrada y baja en sal.

5. Hay que beber al menos medio litro de agua al día. Además, es recomendable hidratar también la epidermis con productos especializados.

6. Es recomendable practicar ejercicio físico moderado de manera regular.

7. Tras la jornada laboral, activar el riego con una ducha y un masaje. Al finalizar la ducha diaria, aplicaremos agua fría a las pantorrillas en sentido ascendente para aliviar la sensación de pesadez.

8. Las prendas de ropa muy ajustadas no son aconsejables. Igualmente, es preferible el uso de calzado ancho y cómodo, sin un tacón excesivo.

9. Las altas temperaturas favorecen la dilatación de las venas, por lo que es importante evitar las fuentes de calor dirigidas directamente a las piernas.

10. No te automediques, recuerda que tu médico es el único que puede darte el tratamiento adecuado para resolver este problema de ciruclación.