Por más cuidados que tengamos con nuestra piel es imposible no ser víctima de la contaminación y los agentes externos que provocan las molestas impurezas. Sabemos lo importante que es para ti mantener tu piel limpia y radiante; es por eso que te compartiremos una mascarilla casera de gelatina y leche que se está volviendo viral por ser efectiva contra los puntos negros.

Sabemos que suena deliciosa la combinación pero te aseguramos que son más los resultados que tendrás con esta combinación. Primero debes saber que los puntos negros aparecen cuando hay un exceso de grasa en un poro y se une con la acumulación de células muertas. Todo eso obstruye el poro y aparecen con mayor frecuencia en la zona T, en el área de la frente, nariz, barbilla y mejillas.

Los beneficios de la mascarilla de gelatina y leche no solo se limita a la eliminación de puntos negros, también limpia a profundidad, hidrata la piel y ataca otro tipo de impurezas. La unión de estos ingredientes brindan vitaminas, minerales y antioxidantes, por lo que es perfecto para evitar la aparición de arrugas y acné.

Para realizar esta mascarilla necesitarás los siguientes ingredientes:

  • 2 cucharadas de gelatina sin sabor
  • 4 cucharadas de leche

Preparación

Coloca la gelatina en un recipiente que sea resistente al calor y mézclala con la cucharada de leche. Posteriormente calienta la mezcla por 10 segundos en el microondas. Después de sacarla deberás aplicarla en el rostro, recuerda que debe estar a una temperatura que puedas tolerar y no te provoque quemaduras o irritación.

Extiende la mascarilla por tu rostro, especialmente en las zonas con puntos negros y déjala secar por aproximadamente 40 minutos. Al pasar el tiempo toma los extremos como si fuera una mascarilla de tela y retira. Recuerda que antes y después de aplicar la mascarilla debes mantener limpia tu piel.

Para una mayor efectividad te recomendamos repetir dos veces por semana.