Todos los tipos de piel sufren durante esta época del año,  por lo que es necesario tomar las precauciones necesarias y protegerla de los cambios de temperatura para sufrir el menos daño posible.

Te dejamos estas mascarillas para proteger la piel de tu rostro y que siempre luzcas radiante.

Mascarilla de yogur y azúcar para la piel cansada

Aplica un poco de yogur natural mezclado con una cucharada de azúcar, evitando el área de los ojos.

Relájate durante 20 o 15 minutos y retira la mezcla con agua fresca.

Esta mascarilla ayuda a rejuvenece y restaura el equilibrio del pH en tu piel, protegiéndola del aire invernal.

Mascarilla de huevo para la piel grasa

Aplícate una yema de huevo para la cara, déjalo actuar durante media hora, y luego retírala con agua.

Esta mascarilla creará una barrera natural que protegerá la piel de los fríos vientos.

Mascarilla de avena para la piel maltratada por el frío

Para prepararla, tienes que mezclar en partes iguales avena, yema de huevo y miel.

Deja actuar la mascarilla aproximadamente 20 minutos y lava después con agua tibia.

Mascarilla de aguacate, para la piel seca

Con un tenedor bate la la pulpa del aguacate, añade 5 gotas de aceite de oliva y aplica esta mezcla en tu rostro.

Esta mascarilla nutritiva proporcionará a la piel una gran cantidad de vitaminas, minerales, antioxidantes y agentes favorecedores para la sequedad invernal.

Recuerda que es muy importante siempre mantenerte hidratada, así que bebe toda el agua que puedas.