Llega una de las temporadas más esperadas del año, pero no precisamente para nuestro cabello.

Si bien el frío ayuda a que nuestro cabello tenga más brillo también puede ocasionar que se reseque y que el cuero cabelludo se maltrate.

Para que estos cambios no afecten tu cabello y siga impecable te dejamos los siguientes consejos:

1. No lo laves diario

Lavarlo diario en esta época no es buena idea. Cuando nuestro cabello está mojado es  más frágil y tiende a romperse con facilidad, así que lo menos que puedas lavarlo, mejor.

Como alternativa prueba usando un shampoo en seco. Y los días en que sí vas a lavarlo asegúrate de no salir de tu casa con el cabello húmedo y evita utilizar gorritos  si no está  totalmente seco.

2. Nutre y acondiciona tu cabello

Para evitar lo mayor posible los efectos del invierno en tu cabello, debes iniciar el cuidado capilar desde la regadera. Prepárate con el uso de un shampoo y acondicionador hidratante, y compleméntalo con una mascarilla hidratante.

3. Mantén el frizz bajo control

El exceso de humedad o la baja de  temperatura puede causar el tan indeseable frizz, por lo que necesitas de un producto especial que actúa como escudo contra los factores del clima, protegiendo el cabello de cualquier condición ambiental, a la vez que le proporciona suavidad y docilidad.

4. Evita el lavar el cabello con agua muy caliente

El agua caliente tiende a remover mucho la hidratación del cabello y lo hace lucir seco. Trata de lavarlo con agua tibia y aplicarte acondicionador en las puntas.

5. Protégelo del calor

¡No hay pretextos! Tu cabello necesita protección antes de que apliques calor sobre el, ya sea al usar secadoras, planchas, tenazas, o exponerla a los rayos del sol. Usar protectores de calor y sueros capilares