Para tener una uñas hermosas y saludables, es necesario tener muy buenos hábitos antes, durante y después de pintarlas. Es por eso que hoy te compartiré 12 recomendaciones que debes seguir para que luzcan increíbles.

 

Humecta y retira la cutícula.

Ya sea con aceite de oliva o de bebé, pero jamás retirarás la cutícula en seco. Además jamás debes pintarte las uñas con la cutícula crecida.

Debes limarlas.

No dejarás que crezcan sin forma alguna, las limarás constantemente para que no pierdan su forma.

Debes mantenerlas siempre limpias.

Usa un cepillo especial (o uno para dientes) y cepillarás su interior para retirar cualquier tipo de mugre.

No agites el esmalte.

Jamás, pero jamás lo agitarás como si de un yogurt se tratara. Si quieres mezclarlo, debes rodarlo.

Lava tus uñas después de aplicar acetona.

Una vez que las hayas despintado las lavarás con agua y jabón, así eliminarás cualquier rastro de este líquido.

Aplica un tratamiento.

Antes de aplicar algo le darás un tratamiento a tus uñas. Un esmalte para fortalecerlas te servirá demasiado.

No olvides usar una base.

Para evitar que se te pongan amarillas, aplicarás siempre una base antes de aplicar el color.

Aplica solo capas delgadas.

No importa si necesitas 2 o 3 para que quede bien, siempre deben ser delgadas.

Sella tu cutícula.

Con un esmalte transparente sellaras la parte superior de tu cutícula para que el esmalte no se caiga tan rápido.

Ten paciencia en el secado.

Debes darle el tiempo que sea necesario para que se sequen por completo antes de hacer cualquier otra cosa. También puedes acelerar el proceso con un esmalte de secado instantáneo.

Usa encapsulador.

Este esmalte hará que tu decorado dure por mucho más tiempo.

Déjalas respirar de vez en cuando.

Es necesario que dejes a tus uñas descansar del esmalte; te recomendamos que sea una vez al mes.