Algo que no nos enseñaron las películas de Disney es que una relación de pareja no es tan fácil como parece. Pero tranquila, eso no quiere decir que todo sea malo. Expertos aseguran que la clave de toda relación es la confianza. Sin embargo, cuando una pareja se alimenta de hábitos negativos está destinada a terminar de una mala manera.

Expertos compartieron cinco de los comportamientos negativos que destruyen una pareja, analiza a detalle si tú estás realizando alguno de ellos.

1.- Quejas constantes

La vida en una relación no es perfecta, todos lo sabemos, pero tener constantes quejas sobre como es una persona, sus actitudes o hasta el clima o el tráfico de la ciudad pueden provocar que termine, ya que cualquiera se cansa de las quejas.

2.- Burlas y criticas a la pareja

Una cosa es recomendar cambiar un hábito o actitud y una muy diferente es quejarse de cualquier actitud de tu pareja, ya que no es sano para ambas personas seguir untas cuando se viven ataques directamente en temas como su aspecto, su forma de ser o hacer las cosas o algunas manías y hábitos.

3.- Llevar siempre la contraria

Otros de los hábitos que envenenan toda relación de pareja es siempre buscar una pelea con la pareja, y no en referencia a los golpes, sino en siempre llevarle la contraria: Pizza pollo, agua-refresco- me gusta-odio, etc. Debes preguntarte ¿De verdad no tenemos nada en común o siempre buscamos estar en desacuerdo en todo?.

4.- Controlar todo

En una relación siempre existe una persona fuerte y la otra más débil de opinión, pero siempre cada uno decide lo que más desea. Sin embargo, si en modo de “Sugerencia insistente” una de ellas quiere controlar lo que hace, dice y actúa, es muy probable que a la larga dañe la relación.

5.- Ser negativos

En cada propuesta, idea o plan de pareja, si una de las personas busca crear el peor escenario para no hacer nada, es muy seguro que este hábito termine con su relación, pues esa diferencias de opiniones crean distancias entre personas y al final, termina con relación.