La Administración de Drogas y Alimentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés), ordenó retirar del mercado todas las prótesis mamarias y expansores de tejido Biocell texturizados de la compañía irlandesa Allergan, relacionados con el origen de un nuevo tipo de cáncer.

Estos implantes representan menos del 5 por ciento de todas las prótesis vendidas en Estados Unidos, pero se han asociado a casos raros de linfoma anaplásico de células grandes, causando 573 casos notificados y 33 muertes por cáncer en el mundo. Un estudio de la FDA reveló que estos casos tuvieron que ver con el producto de Allergan.

En abril de este año, Allergan informó que había retirado voluntariamente del mercado estos productos. Julio Cesar Aldana, director de Invima, confirmó que por tratarse de una orden de una agencia reguladora será atendida en toda su extensión.

Los modelos retirados del mercado son los productos bajo la denominación Biocell, entre los que se encuentran implantes mamarios Natrelle con solución salina, Natrelle rellenos de silicon, Natrelle Inspira con silicona y los Natrelle 410 anatómicos.

La orden también está dirigida a la venta y distribución de los expansores de tejido utilizadas por los pacientes antes de someterse a una reconstrucción de senos, como el Natrelle 133 Plus Tissu Expander y Natrelle 133 Tissu Expander con suturas.

La compañía envió un mensaje de tranquilidad para todas aquellas mujeres que cuenten con alguno de los productos en cuestión. Aunque no puntualizó si se deben o no retirar las prótesis mamarias, recomendó revisar la etiqueta y acudir con el médico. En América Latina son distribuido en Argentina, Chile, Colombia, Ecuador, Perú, Uruguay, Brasil y Venezuela.