Todos recordamos algún platillo que nos haya preparado nuestra mamá para consentirnos; hoy nos toca a nosotros agasajarla con su comida y bebida favorita. Para ello es muy importante no solo que todo esté delicioso, sino que sea saludable, ya que todos queremos que nuestra mamá esté sana y feliz.

Lograr que la comida sea saludable y deliciosa en un día de fiesta es más fácil de lo que parece. Ana María González, nutrióloga certificada por el Colegio Mexicano de Nutriólogos, comparte los siguientes consejos para consentir a mamá sin olvidar el toque saludable

 

  1. No pueden faltar las verduras y frutas. Según lo que más le guste a mamá puedes escoger una deliciosa ensalada, la cual entre más color tenga te asegura que es rica en vitaminas, minerales y antioxidantes. Si tu mamá prefiere vegetales en algún guiso, puedes prepararlos al vapor, asados, horneados, etc.

  1. Prepara el plato principal a base de proteína magra. Puede ser pescado, carne, pollo, o los mariscos de su preferencia. O bien, cocina un platillo a base de leguminosas como garbanzos, habas, soya, etc. que son fuente de proteína vegetal. En cualquier caso, recuerda utilizar poco aceite y evitar los alimentos capeados o fritos.

  1. De la vista nace el amor.Decora lo mejor que puedas los platillos. También es importante el arreglo de la mesa y la vajilla. Si vas a usar productos desechables, puedes optar por los biodegradables.

  1. Postre sorpresa. Lo puedes elaborar a base de frutas que nunca le hayas preparado. Pon a volar tu imaginación. Hay muchas opciones de frutas exóticas como maracuyá, lichi, granada china, pitaya, etc., o también puedes optar porfruta de temporada como mangos, chabacanos, mamey, fresa, etc.

  1. No dejes de consentirla con su bebida favorita. Puedes hacer algunos cambios para que tengan menos calorías. Aquí algunas ideas:
  • El clericot clásico se compone de vino tinto, fruta y jugo o refresco. Para preparar una versión más ligera usa las versiones de jugo o refresco sin azúcar, y agrega fruta fresca de la temporada.
  • Un Mojito además de ser una bebida muy refrescante, puedes prepararlos con menos calorías si usas sustitutos de azúcar como estevia y lo mezclas con agua mineral o refresco de limón sin azúcar. Además, puedes darle un toque diferente si además de la clásica hierbabuena agregas algunos trozos de pepino y jengibre fresco. Puedes prepararlo con o sin alcohol.
  • Si tu mamá prefiere cócteles diferentes a los clásicos y sin alcohol también ofrecerle un coctel a base de frutas, como una limonada de fresa con agua de limón y fresas machacadas. O bien, un ponche de nuez, una bebida cremosa a base de leche baja en grasa, leche condensada reducida en azúcar, media taza de nueces peladas y una cucharadita de canela en polvo.