Todos los días dañas a tu cabello sin que te des cuenta, con algunas actividades que para ti ,no se relaciona para nada  con tu cabello. Por tanto, si no las reconoces a tiempo, podrías perder tu cabello en menos tiempo de lo que crees.

Evita el daño a tu cabello con estos consejos.

 

Evita los peinados altos.

Al recoger  tu cabello en coletas altas muy estiradas lastimas tanto a tu cuero cabelludo como al cabello de forma individual.

En este sentido se estira tanto la fibra capilar, que termina por romperse o fisurarse provocando orzuela. Por ello mejor abstente de este peinado lo más que puedas.

Dejar de fumar.

El tabaco no sólo daña tu sistema respiratorio, también a tu cabello. En este sentido el tabaco reseca la piel que queda en contacto con el humo. Por tanto tu cuerpo cabelludo comienza a resecarse y debilitarse. Con el tiempo es tan débil que el cabello comienza a caerse en ciertas zonas.


No laves diariamente tu cabello.

Muchos shampoos contienen diversos químicos que tras el uso constante debilitan el cuero cabelludo. El mejor  remedio para evitar la resequedad del cuero cabelludo es lavar tu cabello sólo tres veces por semana.


Trenza tu cabello antes de dormir.

Durante la noche tu cabello va de un lado a otro entre la almohada y las sábanas. En consecuencia se llena de frizz y comienza a trozarse. Para evitar ese daño lo mejor que puedes hacer es trenzarlo antes de ir a dormir. De esa forma se mantendrá cuidado e inclusive tendrás unas ondas suaves al despertar.