Uno de los grupos sociales que han sido más castigados es la comunidad LGBT+, ya que han sido víctimas de discriminación, ataques físicos, sexuales y hasta han perdido la vida, todo por ser “algo malo”, según las normas sociales. Aunque no ha sido fácil, colectivos a favor de los derechos de la diversidad, han logrado pequeños avances para proteger a las personas que han sido señaladas por amar a una persona de su mismo sexo.

Uno de los factores que han impulsado el cambio es exponer la problemática que viven día a día los integrantes de sector de la población. contar historias reales que dejen al descubierto el sufrimiento que viven estar personas sólo por ser ellos mismo.

Un fenómeno que se vivió durante años era el desprecio de la familia hacia el miembro que les confesaba su orientación sexual, desatando en el pero de los casos el destierro. Ahora, un estudio reveló que 4 de cada 5 personas de la tercera edad aceptarían tener en su familia a un miembro de la comunidad LGBT, demostrando que se está avanzando en este tema.

El estudio fue realizado por la Asociación Americana de Personas Jubiladas (AARP), una organización que apoya a las personas de la tercera edad. La encuesta se realizó a 2 654 abuelos, de ellos, el 80% dijo que aceptarían a un nieto gay, lesbiana o trans.

Además, este estudio dejó ver que los abuelos valoran la equidad de género y ven con bueno ojos que los niños sean educados de igual manera, es decir, que las niñas hagan actividades que supuestamente son para niños y viceversa.