El debate sobre el impuesto rosa está nuevamente sobre la mesa ahora que el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, anunció que presentó una propuesta para prohibir que los productos dirigidos a mujeres tengan un previo más elevado a sus similares dirigidos a los hombres.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Ponte Chida Mx (@pontechida_) el

Este “impuesto” ha sido documentado en los últimos años y han demostrado que las compañías que ofrecen artículos o servicios dirigidos a las mujeres resultan más caros, cuando su costo de producción es igual al de los ofrecidos a los varones.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por ReUnidas (@reunidasradio) el

Cuomo busca prohibir la discriminación de precios por género y obligará a ciertos negocios a publica la lista de precios de sus servicios basados en la demanda, de lo contrario serán acreedores a una multa.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Dra Milagros D’Alessandro (@dramilagrosdalessandro) el

México no está exento a esta discriminación; productos como desodorantes, rastrillos, cepillos dentales, cepillos capilares, shampoo o jabones que son para el mercado femenino tienen un valor más alto que sus similares enfocados para toda la familia o para los varones; esto a pesar de tener los mismos componentes.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Telefe Rosario (@teleferosario) el

Un estudio presentado por un colectivo feminista reveló que los productos rosas que son para mujeres costaban un  7 por ciento más que otros similares para hombre, y en algunos casos llegaban a tener un valor mayor al 13 por ciento.