Lamentablemente, el performance “Un violador en tu camino” fue tomado por algunas personas como una canción popular, de la que se han realizado varios remixes, parodias y hasta burlas. Pero esta situación llegó al extremo cuando un joven decidió envolver su cuerpo en plástico; se colocó una cuerda en el cuello y caminó por su universidad con un letrero que decía “la culpa no era mía”.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Silvana de la Costa (@sildelacosta1) el

Tomas Vidal estudia en la Universidad Siglo XXI de Argentina y pensó que su disfraz sería “divertido”; pero lo que generó fue el descontento de la mayoría de la comunidad estudiantil; además de provocar indignación en redes sociales.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Somos Jujuy (@diariosomosjujuy) el

El plantel educativo anunció que tomó medidas en contra del alumno, ya que sus acciones no eran acordes con los valores que se fomentan en la institución educativa; por lo que fue citado para notificarle las acciones que tomaría.

De acuerdo con el periódico El Clarín, Tomas no acudió a la cita, donde se le informaría que debía volver a hacer su tesis de Comercio Internacional; pues aunque ya estaba aprobada, aún le faltaban las firmas finales, por lo que la universidad podía tomar esa acción.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Condivido ciò che vedo (@raffaellaeliaphoto) el

Por su parte, Tomas Vidal anunció que tomará acciones legales en contra de la Universidad Siglo XXI por negarle terminar los trámites para graduarse. En respuesta, el plantel educativo anunció que si había familiares o amigos que hubieran celebrado el disfraz del estudiante, también serían sancionados.