El universo de la artista mexicana llegara en una experiencia multisensorial interactiva para conmemorar la obra de un ícono mundial del arte y de México

Frida Kahlo fue rebelde, valiente, revolucionaria y resiliente. Rompió barreras. Cruzó los límites de la convención social, para ser la artista y la mujer que representó su propia verdad, lo que la convirtió en uno de los grandes íconos de la cultura mexicana. Su relevancia es fuente de identidad y orgullo de México en el exterior.

 

Por lo que llega la exposición “Frida: La experiencia inmersiva” desarrollada por Ocesa y Cocolab ofrecerá majestuosas proyecciones animadas sobre muros y pisos del Frontón México, que transportara al espectador al maravilloso y fascinante mundo de  Kahlo.

Así mismo, representa los mundos de la pintora a partir de su arte, permitiendo a los asistentes vivir su obra desde un lugar lúdico y único. Este proyecto tiene además el objetivo de contribuir a la reactivación del dinamismo de la Ciudad de México, como Capital Cultural de América Latina.

Durante el recorrido, con duración aproximada de 45 minutos (se permitirá permanencia voluntaria), podrán escuchar composiciones de música original, realizadas por mujeres intérpretes de música regional y tradicional mexicana, procedentes de Oaxaca, Chiapas, Toluca y Ciudad de México. Todo el diseño sonoro de la experiencia, está pensado para que la música viaje y acompañe a los espectadores, enfatizando la sensación de inmersividad por el mundo de Frida y sus obras.

Así mismo, habrá dos espacios interactivos: Criaturas fantásticas, inspirado en la dinámica surrealista Cadáver Exquisito, que Frida disfrutaba compartir y llevar a cabo con amigos. Y Trazo Libre, actividad inspirada en el lugar más íntimo y honesto de Frida: su diario. En este espacio, podrás jugar con el color, pintar y expresarte libremente.

El proyecto cuenta con el apoyo de la familia Kahlo, así como del Banco de México, para poder usar de manera respetuosa, la imagen y obra de la artista. Frida retratará más de 26 piezas, que van desde Columna rota hasta Niña con máscara de muerte; a partir de esta selecciónlos espectadores se relacionarán con las pinturas de Frida de una forma distinta a lo habitual.