Después del adiós de la icónica disco de Acapulco, te contamos lo más trascendente que tuvo a través de los años.

Además de ser la segunda casa de Luis Miguel en su juventud, muchos artistas se han divertido en este histórico lugar como Bono, Julio Iglesias, Elizabeth Taylor, Michael Jordan o Sylvester Stallone visitaron por lo menos una vez en su vida la disco más famosa de México.

El Baby’O será siempre uno de los lugares más emblemáticos de Acapulco, aunque ya no exista por la tragedia que se suscitó con el incendio el pasado 30 de septiembre.

Después de más de 4 décadas cerró sus puertas para siempre, pero gracias a la gran fama mundial que tuvo, Acapulco se volvió una ventana para atraer turistas mundiales a nuestro país.

Inaugurado en 1976 con mucho glamour, la disco tuvo un éxito rotundo, tanto que sobrevivió mucho más tiempo que su gran rival, el Studio 54 de Nueva York.

El nombre de esta exclusiva disco fue inspirado en la canción de Dean Martin titulada ‘Baby-O’. Hasta el momento, el histórico sitio era un lugar imperdible para todos los visitantes de la costa de Acapulco y, desde la década de los 60, se convirtió en uno de los lugares más icónicos de México.

Una de las cosas que sabían los asistentes a la disco es que la política del Baby’O es que nadie sale hasta después de las 6 a. m., y es que gracias a su divertido ambiente celebridades como Brooke Shields, Rod Stewart, Bono, Pierce Brosnan, Julio Iglesias, Elizabeth Taylor, Marc Anthony, Michael Jordan, Sylvester Stallone Mauricio Garcés, Patrick, Carlos Slim Domit , Mijares, Adela Micha, Arturo Elías Ayub, Estefanía de Mónaco, Belinda, Adrian Uribe, Angelique Boyer, Cristian Castro y Eiza González, han aceptado el pasar una noche de total libertad en el mejor ambiente de la Costa de Guerrero.