Todos hemos estado en esa incómoda situación donde no nos lograrnos adaptar a un lugar nuevo, en el cuál pasaremos bastantes horas de nuestro día, así que, ¡Hoy les traemos estos increíbles consejos que te ayudarán a sentirte como en casa en tu nuevo lugar de trabajo!

 

  1. Pasar tiempo con otros empleados

Es interesante que los nuevos empleados conozcan a sus compañeros de trabajo para integrarse en el nuevo entorno corporativo. En las primeras semanas, intenta pasar más tiempo con tus colegas, tanto durante las horas de trabajo como durante los descansos, para facilitar el proceso de construcción de relaciones. Aprender el nombre de tod@s también puede ayudarte a comunicarse de manera más efectiva en el trabajo.

 

  1. Pedir ayuda

Aunque algunos empleados nuevos evitan pedir ayuda, es fundamental pedir ayuda cuando sea necesario. Algunas empresas ya cuentan con documentos de formación específicos para ayudarte a comprender mejor el flujo de tareas o utilizar un software empresarial específico, pero a menudo es mejor que alguien te lo explique que simplemente leer un documento, y te da la oportunidad de aclarar posibles dudas.

 

  1. Ofrecimiento para ayudar a los demás

Aunque los nuevos empleados están aprendiendo sobre el lugar de trabajo, pueden ayudar a sus compañeros de trabajo con las tareas básicas. Si puedes, ofrece antes de que te pidan ayuda, demuestra que eres proactivo. Al ayudar a alguien, también puedes aprender nuevas habilidades que se pueden aplicar a tus tareas diarias más adelante.

 

  1. Buena administración del tiempo
    Es común que los nuevos empleados tomen más tiempo para completar ciertas tareas. De cualquier manera, es importante respetar los plazos, dejar de lado la ansiedad y el nerviosismo y así crear una reputación positiva en el trabajo. Durante las primeras semanas, intenta que sea una prioridad cumplir con todos los plazos.

 

  1. Participar en reuniones

Cuando acabas de llegar a un nuevo entorno, es habitual permanecer más callado durante las reuniones hasta que te acostumbres al nuevo entorno de trabajo. Sin embargo, si tienes una buena idea o una sugerencia pertinente, es importante contribuir a las discusiones durante las reuniones. Si tienes preguntas sobre algún proyecto, no dudes en preguntar.

 

  1. Aprende sobre el entorno de trabajo

En tiempos de home office, se ha vuelto más difícil conocer bien tu entorno de trabajo, ya que empresas de todo el mundo se han visto obligadas a dejar que los empleados trabajen desde sus hogares. Sin embargo, como nuevo miembro del equipo, es importante que sepas cómo es tu lugar de trabajo y tratar de familiarizarse. Pregunta a los compañeros que llevan más tiempo en la empresa sobre el ambiente de trabajo, cómo es el ambiente en la oficina, de esta manera tienes la oportunidad de interactuar con tus compañeros y comprender mejor cómo funciona la nueva empresa.