El 13 de febrero se festeja el Día Internacional del Condón, y Happy People Movement, invita a todos a experimentar la sexualidad libre de etiquetas y estereotipos

Por generaciones, el condón ha sido visto como un objeto de vergüenza y considerado un tema tabú. Sin embargo para la marca mexicana Japi, el uso del condón debe ser sinónimo de seguridad, disfrute y orgullo, pues refleja la preocupación de quien lo usa por cuidar de su salud y la de su pareja.

De acuerdo a la Asociación Nacional de Farmacias de México (Anafarmex), la mayor venta de preservativos en el país ocurre el Día de San Valentín (14 de febrero), pero la temporada de comercialización empieza el día 12 y concluye el 16 de febrero, convirtiéndose a su vez en los días perfectos para concientizar sobre el uso de preservativos.

Japi, un condón seguro y certificado con ISO-9001 (control calidad) e ISO 13485 (Control de Calidad en Dispositivos Médicos), así como avalado por COFEPRIS, abre la conversación para que se sumen todos incluidas personas con diversidad funcional, adultos mayores y comunidades vulnerables.

“A través de este condón incluyente queremos decirle adiós a las inseguridades colectivas para dar paso a una nueva generación, revolucionaria y consciente de la importancia de resignificar la sexualidad como algo natural y hermoso”, Yamel Sánchez, Directora General de Happy People Movement.

Japi celebra las diferencias de todas las personas, impulsándolas a formar parte de un movimiento de conciencia social. Por esta razón, y en el marco del Día Internacional del Condón, fecha promovida por AIDS Healthcare Foundation desde 2012, Japi busca inspirar a todos a protegerse y a cambiar paradigmas a través del autoconocimiento.

 

“Cuando las personas tienen conocimiento y seguridad de su sexualidad, ésta se convierte en el camino hacia el empoderamiento, entendiéndolo como un estilo de vida con base en la autoaceptación y disfrute sin tapujos. Esto es justo lo que buscamos transmitir a través de nuestra empresa y del condón Japi”, comenta Miguel Ángel Mondejar, Director de Marketing.

 

Japi es un método anticonceptivo y de protección contra enfermedades de transmisión sexual (ETS) como el VIH, destaca por ser libre de BPA, no contener caseína, una proteína de origen animal muy usada en los condones, así como espermicidas ni parabenos.